En defensa de la lengua común

26 - 06 - 2008 / Antonio Robles, libertaddigital

 

En defensa de la lengua común

El manifiesto no trata de justificar desde el complejo el derecho de una nación a tener su lengua común, la reivindica por ley, sentido común y cultura compartida.

Han debido pasar 28 años y excesivas cobardías para que definitivamente un manifiesto por la lengua común movilice a intelectuales y a organizaciones sociales y haga coincidir a tres partidos políticos, Ciudadanos, UPyD y PP, en su defensa. Se titula Manifiesto en defensa de la lengua común , lo ha escrito el filósofo Fernando Savater y el periódico El Mundo se ha empeñado en lograr que la realidad, esta vez, no se oculte. Salió el lunes 23 de junio de 2008. Una fecha para recordar.

Digo la fecha porque se me antoja que será histórica, una toma de conciencia, un punto de no retorno. Por fin parece que puede cuajar la necesidad de ser beligerantes ante el racismo cultural que los nacionalismos periféricos ejercen en nombre de la nación y la lengua propia. Intelectuales de prestigio, políticos constitucionalistas y amplias capas sociales por fin se han decidido a tomarse en serio el atropello diario contra los más elementales derechos de los castellanohablantes en las comunidades bilingües. Han debido de pasar 28 años de abusos de unos y de dejadez y cobardía de otros.

La primera denuncia data del 21 de enero de 1981 y se llamó Manifiesto por la igualdad de los derechos lingüísticos en Cataluña . Lo encabezaba el prestigioso catedrático de sociología en la UAB, Amando de Miguel, y lo habían escrito principalmente socialistas del PSOE. Lo firmaron 2.300 personas y de ahí le viene el nombre por el que es conocido: Manifiesto de los 2.300 . Acabó mal, muy mal. Secuestro y tiro en una rodilla a uno de sus firmantes más activos, el profesor de Lengua y Literatura española en un instituto de Santa Coloma Federico Jiménez Losantos. La diáspora de todos sus máximos firmantes fue seguida del nacimiento de la Crida a la solidaritat y el eslogan Som una nació . Comenzaba una década de silencio, definida por Tarradellas como la dictadura blanca de Pujol. Es el inicio de la exclusión del castellano en las escuelas a través de la inmersión y la ley de política lingüística del 83. Comienza la satanización de todo disidente.

Doce años después, cuando la inmersión se acababa de imponer por Ley, sale el segundo manifiesto, aunque para la práctica totalidad de quienes participaron y firmaron, creyeron que era el primero. Tanto era el silencio y el olvido. Se tituló Manifiesto por la Tolerancia Lingüística: En castellano también, por favor (21 de mayo de 1994). La reivindicación del concepto de "ciudadanos" frente al de "súbditos" y la reivindicación de la enseñanza en lengua maternas fueron sus ejes principales. Durante un año y en unas condiciones muy adversas lo firmaron 50.000 personas sólo en Cataluña. Hoy, gracias a la magia de internet, entre El Mundo y Libertad Digital han conseguido superar con creces esa cifra en sólo tres días de promoción en toda España. Su aniversario se hizo coincidir con el nacimiento de los Premios a la Tolerancia. Buena parte de los 15 intelectuales que dieron origen al partido de Ciudadanos primero y después a UPyD, fueron premiados a lo largo de los últimos 16 años.

En febrero de 1997 sale el Manifiesto Cero del Foro Babel . Le siguieron otros dos: Primer manifiesto: Documento sobre el uso de las lenguas oficiales de Cataluña (abril de 1997); y Segundo manifiesto: Por un nuevo modelo de Cataluña (junio de 1998).

Si bien algunos intelectuales firman el manifiesto En Castellano también, por favor de 1994, es con la creación del Foro Babel cuando por primera vez se convierten en autores, beligerantes y protagonistas. La exclusión cultural y lingüística y la crítica a la identidad fueron los ejes donde vertebraron las ideas. Y las firmas ahora serán menores, pero más relevantes a nivel social. Francesc de Carreras, Iván Tubau, Félix de Azúa o Albert Boadella, por ejemplo, se implicaron entonces.

Aún se publicarán dos manifiestos significativos más antes del que nos ocupa. Supusieron el origen de Ciutadans de Catalunya y posteriormente del partido Ciutadans  - Partido de la Ciudadanía. Ciutadans: Primer manifiesto, por un nuevo partido en Cataluña (junio de 2005) y Segundo Manifiesto de Ciutadans de Catalunya (marzo de 2006). En ellos se reivindica el concepto de Ciudadanía, de libertad e igualdad, de laicismo, de bilingüismo y de constitucionalismo, a la vez que se critica a fondo el concepto de identidad. Pero lo más importante, es que abogan por constituir un nuevo partido político. Lo firman los llamados 15 intelectuales y posteriormente se le sumarán más de 10.000 nuevas firmas.

Con la publicación este lunes del Manifiesto por la lengua común se ha roto definitivamente el muro invisible que impedía tomar el problema de la exclusión lingüística en serio. Escritores como Miguel Delibes, Arturo Pérez Reverte, poetas como Antonio Gamoneda, músicos como Cristóbal Halffter o Sabino Méndez, cineastas como Pedro Pérez, escultores como Antonio López o filósofos como José Antonio Marina se han posicionado. Durante años los nacionalistas han satanizado con el cuento ese de fachas, españolistas, centralistas, etc. a todos los que con razón denunciaron el abuso.

Hay tres cosas en este manifiesto que lo diferencia de los que le precedieron. La primera, que no trata de justificar desde el complejo el derecho de una nación a tener su lengua común, la reivindica por ley, sentido común y cultura compartida. Segundo, que hay tres partidos políticos que, bien a través de una propuesta de Ley de Lenguas o de una Iniciativa Popular quieren garantizar ese derecho en toda España. Y por último, un número significativo de intelectuales progresistas y de políticos hasta ahora mudos, están convirtiendo la reivindicación en una avalancha de firmas de apoyo.

Al fin reconocen que el rey está desnudo. Nos queda todo por hacer, pero por primera vez la sociedad civil se empieza a movilizar. A partir de ahora, lo políticos habrán de justificar ante ella los años de prostitución constitucional de la que han vivido.

La respuesta del nacionalismo será descomunal. De libro. Una buena oportunidad para que nadie en España pueda mirar para otro lado, como han hecho hasta ahora. Que no sea por no encontrarlo: aquí puede sumarse.

antoniorobles1789@hotmail.com