14-F en Cataluña. Más opiniones

21 - 02 - 2021 / DIVERSAS FUENTES

Más caos nacional-populista

La resaca acarrea dolores de cabeza y si es electoral, guarismos delirantes. Con poco más de la mitad de participación, el independentismo se quiso vencedor

SERGI DORIA - ABC

2021-02-21

A falta de alternancia, vuelta al alterne (La cama de Canonges)

Está por ver, y esto sí es serio, como Cataluña aguantaría cuatro años más de «procés» y de la que está cayendo

JOSEP ACHE - EL LIBERAL

2021-02-20

Pedro y la frustración

No cabe duda que para el presidente del Gobierno el resultado de las elecciones catalanas le ha salido redondo (nunca mejor dicho). Pedro ha alcanzado el fin fundamental perseguido: minimizar en estas elecciones al centro político. Un disparate para la estabilidad de cualquier país democrático

EDUARDO URIARTE-EDITORES - FUNDACIÓN PARA LA LIBERTAD

2021-02-20

El suicidio de Cs y el error del PP

Fracasado Cs como partido de centro izquierda, y disuelto en centro derecha liberal con el PP, es urgente que surja una izquierda nacional, con España como espacio del bien común. Es precisamente ahí, donde la nación está a la intemperie

ANTONIO ROBLES - EL LIBERAL

2021-02-19

Cataluña. Lidiar con la misma calamidad de siempre

Pero, dentro de este más de lo mismo, si hay algo nuevo en Cataluña, es la entrada con enorme fuerza de VOX, que ha sido capaz de ilusionar a una parte del significativa del electorado constitucionalista

SALVADOR CAAMAÑO - EL CATALÁN.ES

Salvador Illa y la buena educación

¿Por qué Illa, un desconocido para el gran público hasta hace muy poco, ha obtenido este excelente resultado?

FRANCESC DE CARRERAS - EL CONFIDENCIAL

A Vox ya lo votan los pobres

Una de las lecciones del 14-F es que a Vox ya no lo votan solo los señoritos, determinados gremios ni solo los ‘cayetanos’. También lo votan los pobres y desheredados de la crisis

JOSÉ ANTONIO ZARZALEJOS - EL CONFIDENCIAL

(VÍA FUNDACIÓN PARA LA LIBERTAD)

Disolver o dividir Ciudadanos (para superar a Pedro Sánchez)

El autor aboga por una radical transformación de Ciudadanos que le permita seguir siendo útil a los españoles

VÍCTOR GÓMEZ FRÍAS - EL ESPAÑOL

El desplome de Ciudadanos

Han pasado cuatro días desde el batacazo electoral de Cs en las autonómicas catalanas y todavía no hemos oído a Arrimadas ninguna explicación razonable sobre lo ocurrido.

XAVIER PERICAY - VOZPÓPULI

El Álamo

A Cataluña la han convertido en un erial donde solo crece la mala hierba y anidan los escorpiones. Los que pensamos diferente al ‘establishment’ vivimos recluidos en una especie de Álamo interior

MIQUEL GIMÉNEZ - VOZPÓPULI

Cataluña: una política extenuante

Pero hay una que seguramente es la dominante, aunque pasa inadvertida: la extenuación que la política catalana causa a sus ciudadanos. Naturalmente, se echará la culpa a la covid. Pero que entre 2017 y 2021 el número de votantes de los nueve partidos relevantes haya pasado de 4,31 a 2,77 millones, un 35,2% menos, es demasiado grande para dejarlo pasar como si no tuviera importancia

JOSÉ ANTONIO GÓMEZ YÁÑEZ - EL PAÍS

2021-02-18

Cómo ganarle las próximas elecciones a los nacionalistas

Para vencer en los siguientes comicios hay que empezar a asumir que se han perdido estos, así como el escenario real en el que se van a producir los siguientes

IRENE GONZÁLEZ - VOZPÓPULI

2021-02-17

Karmas políticos

El PP se ha estrellado en Cataluña porque equivocó el planteamiento de campaña y le entregó a Vox el capazo con el que recoger el voto del hartazgo

IGNACIO CAMACHO - ABC

(VÍA FUNDACIÓN PARA LA LIBERTAD)

Los muertos que Vox matáis

Sólo si Casado y Arrimadas reaccionan con vocación de unidad y fusionan sus pasos en defensa de la Constitución podrían esquivar un destino incierto

JOSÉ ALEJANDRO VARA - VOZPÓPULI

Cataluña en el laberinto

En un artículo de 1980, Sani y Sartori analizaron la situación de varias democracias europeas para llegar a la conclusión de que «la eficiencia de una democracia se encuentra inversamente relacionada con el grado de polarización»

JUAN JESÚS GONZÁLEZ - EL MUNDO

La gran siesta de la democracia

Nuestra burguesía sigue adelante con su suicidio colectivo (arrastrándonos también a los pelacañas) y ha repartido sus votos entre ERC y JxCat: les va la marcha y aspiran a cuatro años más de bronca permanente, mal rollo dentro y fuera de Cataluña y una ruina previsible a pocos años vista

RAMÓN DE ESPAÑA - CRÓNICA GLOBAL

Ni venciendo ni convenciendo

LA INSISTENCIA del independentismo en decir que ha salido más fuerte de las urnas es una más de sus propagandas. Los tres partidos parlamentarios suman un 48 por ciento: medio punto más que en 2017 y dos décimas más que en 2015. Eso es todo. Una diferencia insignificante y de la que casi es ofensivo hacer propaganda cuando solo el 53,5 del censo participó en las elecciones

ARCADI ESPADA - EL MUNDO

La venganza de Artur Mas, el calvario de Casado y el botín de Sánchez

Quizá lo sucedido este domingo se vea más claro si fijamos la atención en la última vez que los catalanes pasaron por las urnas

IGNACIO VARELA

Los cinco bingos de Sánchez en Cataluña

Sánchez ha logrado el 14-F todos sus objetivos. Le queda el más importante: que España no se hunda en Cataluña y que el Estado no sea allí un ‘puching ball’

JOSÉ ANTONIO ZARZALEJOS

EL CONFIDENCIAL (VÍA FUNDACIÓN PARA LA LIBERTAD)

Por una alianza de partidos constitucionales

Los resultados de las autonómicas catalanas demuestran que no se puede ir desunidos, a la greña y sin una misma dirección. O las formaciones no marxistas, antiseparatistas y defensoras de la Constitución se sientan a hablar o dentro de cuatro años esto será un cortijo propiedad del Frente Popular

MIQUEL GIMÉNEZ-VOZPOPULI

Tres años perdidos

A finales de 2017, el independentismo catalán se encontraba en serios apuros. Su hoja de ruta hacia la independencia había colapsado ante los ojos de todo el mundo, había provocado una huida de empresas de la región y había generado un fuerte rechazo tanto dentro de Cataluña como en el resto de España

DAVID JIMÉNEZ TORRES - EL MUNDO (VÍA ALMENDRÓN)

Las fuerzas de ocupación

Siguen siendo la mitad de los catalanes y si se acometiera la reforma pendiente de la ley que privilegia los caladeros de votos secesionistas, principalmente en Lérida y Gerona, serían muchos menos de la mitad

SERGI DORIA – ABC (VÍA ALMENDRÓN)

De mal en peor

Unas elecciones en las cuales la abstención casi llega al 50% (47.5%) dan como resultado una representación de dudosa legitimidad. Es el caso de las elecciones celebradas en Cataluña el 14 de febrero. Sobre todo si se compara con el 80% de participación en 2017, las elecciones en las cuales ganó Ciudadanos.

JOAQUÍN LEGUINA - EL ECONOMISTA

La fábrica de independentistas

Siempre me ha admirado, en mi condición de aficionado al baloncesto, la manera como los árbitros de la NBA —habitualmente con un peso pluma—, se interponen entre jugadores, pletóricos de músculos y testosterona, que están enzarzados a puñetazo limpio. He visto mil versiones de esta escena sin que nunca el árbitro se llevara el menor rasguño. Su presencia mediadora (en el sentido más literal, pues se pone justo en medio) basta para detener de inmediato la refriega. A mí se me antoja toda una conquista de la civilización frente a la nuda ley de la selva. Por si alguien no lo ha adivinado, lo que hay detrás de esta escena —su condición de posibilidad, podemos decir—, es la certeza absoluta que tienen los jugadores de que si tocan al árbitro pueden despedirse de seguir jugando al baloncesto en mucho tiempo o de por vida.

Ortega habló del origen deportivo del Estado, pero mucho me temo que, aplicado al caso que nos ocupa, no alcanza ni a lejana metáfora. Cuando, por fin, el Gobierno de Rajoy se decidió a aplicar el 155 en Cataluña, la situación dio un viraje radical: los políticos del procès declaraban que nunca pretendieron romper la unidad de España, o se fugaban en maleteros, o lloraban magdalénicamente ante los jueces… ¡hasta TV3 exhibía un comedimiento inaudito! Tardaron un tiempo en comprender que la cosa no iba en serio, así que fueron paulatinamente recuperando los vicios pasados; sobre todo, el macarrismo institucional y el hooliganismo verbal que ha caracterizado a todo el proceso. Solo comentaremos ahora que la situación —¡inesperada!— por la que se reinstauraba la hegemonía de la ley en territorio catalanés afectaba a muchos intereses poderosos y al estado de cosas establecido.

Es cierta la acusación de que Rajoy fabricó independentistas, no seré yo quien la discuta. Pero lo hizo justo por los motivos contrarios a los que se aduce: por incomparecencia, por no cumplir con su función de garante último de la ley, del Estado de Derecho. El título que corresponde a esa renuncia es prevaricación.

Comparado con lo que vino luego, Rajoy nos parece casi Churchill, un épico defensor de las libertades civiles. Y los hechos vuelven a convalidar lo mismo: una sociedad donde no rija el Derecho queda abandonada a los violentos (y no piensen solo ni sobre todo en los CDRs, que la violencia —como el ser de Aristóteles— se dice de muchas maneras). Por eso, en el Parlamento que salió de las elecciones del domingo HAY MÁS SECESIONISTAS QUE NUNCA, más que cuando gobernaba Rajoy.

El espíritu que se instaló por aquellos marianos días encontró expresión precisa en la frase «Cataluña necesita señales de amor y de cariño de España como cualquier pareja» (que encontró postrer encarnación... ¡en la campaña de abracitos de Ciudadanos!

CARLOS RODRÍGUEZ ESTACIO - FACEBOOK

2021-02-16

Pedro y la frustración

No cabe duda que para el presidente del Gobierno el resultado de las elecciones catalanas le ha salido redondo (nunca mejor dicho). Pedro ha alcanzado el fin fundamental perseguido: minimizar en estas elecciones al centro político. Un disparate para la estabilidad de cualquier país democrático

EDUARDO URIARTE-EDITORES - FUNDACIÓN PARA LA LIBERTAD

2021-02-20