Albert Rivera, hacia la felicidad caniche

12 - 11 - 2019 / ARCADI ESPADA - EL MUNDO

Rivera rehuyó siempre el talento. He llegado a pensar que era algo físico. El último caso fue el de Manuel Valls. Es cierto que Valls aúna a la grandeur francesa la coquetería catalana; pero habría valido la pena tener algo de paciencia, porque pudo ser un hombre utilísimo para el proyecto de Ciudadanos. Y como él, decenas

leer más...