El 155 no acaba nunca

31 - 10 - 2017 / ARCADI ESPADA - ELMUNDO

Al margen del juicio moral y político que pueda establecerse, la huida es la impresionante metáfora de una interpretación muy fina y ajustada de la realidad. En el terreno metafísico porque cumple la condición perenne de la fantasía nacionalista, que no es otra que la Exil-litat de Catalunya. Y en el más pragmático, porque entiende que el 155 no se acaba nunca.

leer más...