"breve" extraido del boletín 31, objeto de réplica por parte de Victoria Camps

En la 2ª semana de enero, Victoria Camps fue entrevistada en Onda Cero por Carlos Herrera, en su condición de  Consejera Adjunta a la Presidencia del Consejo del Audiovisual de Cataluña ( CAC ), a propósito de las competencias de ese organismo. Aseguró que en otros lugares de Europa existen organismos semejantes. A juzgar por las declaraciones de las principales Asociaciones internacionales de prensa, lo que parece que no tiene equivalencia en la UE son las funciones que le atribuye la nueva Ley del Audiovisual.

Según información de El Mundo, el Instituto Internacional de Prensa (IPI), la Asociación Mundial de Periódicos (WAN), y el Comité Mundial de Libertad de Prensa (WPFC), exigen a las autoridades catalanas que cesen en sus ataques a la cadena Cope y que desistan de retirarle sus licencias de emisión en Cataluña. Johann Fritz, director del IPI -que reúne a directores y responsables de medios del mundo entero-, escribe, alarmado, en sus misivas a Pasqual Maragall y Ernest Benach: «Se nos ha informado de que la nueva ley otorga al Consejo una amplia discrecionalidad para determinar lo que es verdad y lo que no lo es». «parece que el CAC ha recibido ahora de la mayoría parlamentaria poderes punitivos para silenciar voces críticas. Remacha: «El IPI cree que los amplios poderes de censura del CAC no tienen equivalente alguno en Europa occidental».

Gavin O'Reilly, presidente de la WAN solicita que «el Parlamento de Cataluña observe en el futuro las normas internacionales sobre libertad de expresión» y retire al CAC su capacidad censora. La misiva a Maragall afirma: «Le recordamos, con todo respeto, que el Consejo no es un tribunal de Justicia, sino un organismo político controlado por la mayoría gobernante del Parlamento de Cataluña. Sus facultades censoras recién adquiridas y de gran alcance no tienen parangón en las democracias modernas de Europa occidental».