A la hora, en el lugar - 26/05/1985 (Getxo)

26 - 05 - 2020 / Redacción Tolerancia

El fotógrafo Eduardo Nave emprendió lo que podría haber sido uno de los trabajos de Hércules. Se propuso tomar una foto a la misma hora y en el mismo lugar en que se habían producido asesinatos con autoría de ETA. El proyecto le llevó 5 años de trabajo, de 2008 a 2013. El resultado fueron 74 fotografías desoladoras y conmov

A la hora, en el lugar

El fotógrafo Eduardo Nave emprendió lo que podría haber sido uno de los trabajos de Hércules. Se propuso tomar una foto a la misma hora y en el mismo lugar en que se habían producido asesinatos con autoría de ETA. El proyecto le llevó 5 años de trabajo, de 2008 a 2013. El resultado fueron 74 fotografías desoladoras y conmovedoras que dejó publicadas en un libro, acompañadas de unas breves líneas sobre lo que algunos medios dijeron en cada caso. El lbro constituye un buen complemento del valioso "mapa del terror" de nuestros amigos de COVITE.

Nos proponemos dar publicidad a esta obra inmensa y callada reproduciendo cada una de las fotografías y la reseña que las acompaña a lo largo de un año. Tómese como un homenaje a las víctimas y una forma de agradecer la labor de Eduardo Nave. En 2014, tuvo a bien participar en nuestro XIII Ciclo de Cine donde presentó su libro y debatió con Felipe Hernández Cava y Omar Jerez sobre los «francotiradores» que en todos los tiempos y lugares han plantado cara en soledad a la injusticia y el terror.

Más información sobre el libro y el autor.

_____________________________________________________

Con las siguientes palabras explica Eduardo Nave el sentimiento que le impulsó a realizar esta obra:

"La mañana del 16 de enero de 1992 -tenía yo 5 años-, mi madre me envió a dar el pésame a un compañero del colegio cuyo padre habla sido asesinado el día anterior. Recuerdo el impacto que me produjo la noticia y la conmoción que sentí al atravesar los jardines de la avenida de Blasco Ibáñez, lugar donde Manuel Broseta -así se llamaba el padre de mi compañero- recibió el disparo que le causó la muerte. En el recorrido hasta su casa, a la altura de la Facultad de Derecho, pasé por una zona aislada por un cordón policial. Era el lugar del atentado. Alguien, en su interior, había dejado un ramo de flores sobre un banco Este recuerdo, que no ha dejado de manifestarse en mi conciencia desde entonces, aparece siempre como una forma de pensamiento inasible o como la visión de un espacio en crisis. Su voluntad de pronunciarse me ha 1levado a realizar este libro."

____________________________________________________

Tal día como hoy, en el año 1985, la víctima fue MOISÉS COSME HERRERO LUENGO